Minería

Minera Cuzcatlán refrenda la generación de valor compartido

Fortuna Silver Mines reporta ventas récord de 265.3 mdd en 4T23

Compañía Minera Cuzcatlán refrenda su compromiso con la generación de valor compartido en las comunidades del municipio de San José del Progreso en Oaxaca.

 

A 12 años del inicio de sus operaciones la Unidad Minera San José, operada por Compañía Minera Cuzcatlán, se consolida como uno de los principales productores de plata primaria en México.

 

La mina San José se puso en marcha en julio de 2011 y comenzó la producción comercial en septiembre de 2011 con 1,000 toneladas diarias. Con una inversión estratégica durante años, la compañía aumentó la capacidad de la planta a 3,000 toneladas por día a mediados de 2016. En 2022, la filial de Fortuna Silver Mines produjo 5.8 millones de onzas de plata y 34,124 onzas de oro.

 

Con una inversión histórica de 400 millones de dólares en el estado de Oaxaca, una producción eficiente, protección del medio ambiente y responsabilidad social, la mina se afianza como un activo que genera valor compartido en San José del Progreso.

 

Desde la perspectiva de Luis Camargo, director de Compañía Minera Cuzcatlán, la consolidación de la mina se ha alcanzado gracias a un trabajo en conjunto entre colaboradores, proveedores, comunidades y autoridades.

 

“Nos da mucho orgullo decir que la empresa trabaja de manera integrada con las comunidades donde opera. Genera valor compartido, lo que se traduce en muchos beneficios para las comunidades. Puedo enlistar varios de ellos. Lo más importante, cuidamos mucho el medio ambiente”, resalta.

 

Luis Camargo agrega que otro punto clave para mantenerse como un referente en el desarrollo integral en la localidad de San José del Progreso, radica en garantizar condiciones óptimas de trabajo.

 

Sigue leyendo: Mina San José, de Minera Cuzcatlán, entrega sólida producción de plata

 

“Igual cuidamos el entorno para que las condiciones de trabajo de las comunidades sean las más adecuadas; porque seguimos los más altos estándares de la industria, con lo que se genera una riqueza que se queda en la comunidad”, valida.

 

Agrega que operan con base a una política en derechos humanos y un robusto esquema de integridad. Los cuales han sido esenciales para lograr el éxito operativo y la aceptación de las comunidades.

 

“Nosotros somos muy aceptos en las comunidades. Eso se entiende el por qué antes de llegar a San José del Progreso existía un fenómeno de migración. Muchos salían para otras entidades o Estados Unidos para buscar trabajo. Cuando llega la empresa, entiende este fenómeno y logra detener a muchas estas personas, generando empleos y apoyando la integración de la familia”, recalca.

Related posts

Consejo de Comisarios y Región Minera de Tehuixtla impulsa la participación social

Efraín Mariano

Grupos indígenas y activistas se unieron en protesta en PDAC

editor

Minera Alamos avanza en su proyecto Santana en Sonora

editor