Minería

Estado de México, entidad con alto potencial minero

Estado de México

Estado de México, entidad con alto potencial minero. Por Ana Paula Ferrer

El estado cuenta con 182 minas de las cuales 180 se dedican a la extracción de sustancias minerales no metálicas y 2 a la extracción y beneficio de minerales metálicos. A su vez se tienen identificadas 760 localidades de interés minero con producción de 28 tipos de sustancias minerales.

El Estado de México es una de las entidades más ricas del país, siendo el segundo estado que más aporta al PIB con un 9.1%. Cuenta con un entorno geológico que le permite ser una entidad con un alto potencial en minería tanto de recursos minerales metálicos como los no metálicos. El aprovechamiento de éstos genera desarrollo económico y bienestar en las regiones rurales así como en las zonas marginadas del estado.

Los recursos minerales son proveedores básicos de sectores industriales altamente productivos también localizados en la entidad, tales como la automotriz, siderúrgica, química, de la construcción, entre otras. El escenario actual de la actividad minera del estado, en sus vertientes de minerales metálicos y no metálicos, presenta una perspectiva de crecimiento ya que es un factor relevante en la evolución social y económica de su territorio.

Minerales metálicos

Dentro de las regiones mineras más importantes para la extracción de sustancias minerales metálicas se encuentra El Oro-Tlalpujahua en donde se produce oro y plata. Su tipo de yacimiento es vetas y stockwork. Actualmente la empresa canadiense Xiali Gold Corp., tiene un proyecto llamado “El Oro” en este municipio. Según un estudio realizado por el Servicio Geológico Mexicano (SGM), es el más importante en exploración; ya que se está desarrollando un programa de barrenación muy agresivo.

Otra región minera relevante es la de Temascaltepec, en la cual se produce oro, plata, cobre, plomo, zinc y cadmio. El tipo de yacimiento de esta área es de vetas y stockwork. Entre sus distritos y zonas mineras se encuentran Temascaltepec, Zacualpan, Sultepec, Zacazonapan y Tlataya.

Entre los proyectos más relevantes en esta región se encuentra Tizapa, una exploración de Zacazonapan en donde la producción es polimetálica con tres tipos de concentrados: plomo, zinc y cobre. La exploración y explotación de esta zona es llevada a cabo por Industrias Peñoles.

También se encuentra La Guitarra, un proyecto llevado por First Majestic localizado en el municipio de Temascaltepec en donde se producen oro y plata. Este proyecto se encuentra cerrado desde el 2018 debido a la decisión de la compañía de darle mantenimiento.

Relacionado: Coahuila, el estado de acero de México

En Zacualpan, Impact Silver Corporation cuenta con un proyecto de exploración llamado Distrito de Zacualpan en donde se produce oro, plomo, zinc y plata. Esta compañía también cuenta con El Porvenir de Zacualpan, una de las principales minas en explotación del Estado de México.

Por último, tenemos el proyecto de Real de Belém y San Antonio en donde también se produce oro, plomo, zinc y plata. Este proyecto pertenece a la compañía canadiense Energold Drilling Corp.

Temascaltepec ha incrementado la actividad minera del Estado de México. Según el informe anual de la Cámara Minera de México (CAMIMEX), la principal producción de minerales en el 2020 se dio en los municipios de Zacazonapan y Zacualpan. Entre estos dos lugares se produjo un total de 1,218.7 kg de oro, 208,882 kg de plata, 8,703 toneladas de plomo, 808 toneladas de cobre y 37,769 toneladas de zinc. De la producción nacional total, Zacazonapan ocupó el cuarto lugar en la producción de zinc, el sexto lugar en producción de plomo y el séptimo lugar en producción de plata. Con una participación del 5.41%, 3.25% y 3.37% consecutivamente.

Gracias al significativo potencial geológico-minero metálico, se han generado solicitudes y otorgamientos de concesiones mineras federales para la expropiación y aprovechamiento. Se cuentan con 247 concesiones mineras federales, concentradas principalmente en municipios de la región sur y occidental de la entidad, las cuales cubren un total de 262,526 hectáreas.

Minerales no metálicos

Existen 28 distritos mineros no metálicos dentro del Estado de México. En ellos se produce cantera, grava, arena, caliza, dolomita, pumicita y diatomita. La entidad se encuentra entre los primeros lugares a nivel nacional en la producción de arena y grava. Dentro de las minas de no metálicos se encuentran tales como Arenera La Fe, Cementos Apasco S.A., Mina Dos Cerros, Mina La Esperanza y Agregados Como S.A. de C.V.

Los principales proyectos en exploración de los minerales no metálicos están localizados en el municipio de Apaxco Estado de México y son: Cerro Blanco en donde se produce dolomita, calcita y algo de óxidos de hierro. El proyecto está a cargo de Cementos Apasco S.A.

La empresa Cal Apasco S.A., al igual que Cementos Apasco, tiene un proyecto llamado Cerro Blanco. Su principal producción es el carbonato de calcio. Por último, Cementos Anáhuac S.A. de C.V., cuenta con diversos proyectos en la región en busca de diferentes sustancias minerales.

Historia Minera

La minería es una de las actividades más antiguas en el Estado de México que comenzó con la llegada de los españoles. De acuerdo con el SGM, en 1929 fue descubierta la primera mina en la región de Zacualpan denominada Capula. La primera localidad minera trabajada fue Rica de Alberrada, descubierta en 1531 en Sultepec. Posteriormente fueron descubiertas las minas Cabrestante, Canal Guadalupe, Magistral, Golondrina y Rosario. De igual forma, en las regiones de Amatepec y Tlatlaya se descubrieron vetas auríferas con altos contenidos de oro haciéndose notables antes de 1534.

En 1878 se fundó el Mineral del Oro, el cual, logró que el estado alcanzara un lugar sobresaliente tanto a nivel nacional como internacional en la actividad minera. El trabajo de exploración de Mineral del Oro fue lento, de esta forma, se fueron descubriendo diversas vetas entre las que destacaron Chihuahua, San Acacio, La Descubridora y San Rafael.

Durante el año de 1893, se descubrió la Veta Negra en la mina La Esperanza y se formó la compañía Esperanza Mining Co. de capital norteamericano. En esta mina se produjeron grandes cantidades de mineral lo que la convirtió a ella, y a la compañía El Oro Mining, en las más ricas de toda la historia de producción del Mineral del Oro.

La región del Oro era muy importante en el año 1900, fue una de las primeras en recibir electricidad y el servicio telefónico de larga distancia. También, cuando el ferrocarril México-Toluca-Acámbaro se construyó, una rama fue creada que llegaba a Mineral del Oro para recolectar la producción minera, conectando al Estado de México con otros lugares. Esta región creció tanto que a finales del siglo XX, llegó a contar con una población superior a la capital del estado, Toluca de Lerdo.

Related posts

El petróleo es de los mexicanos: AMLO

Efraín Mariano

Zacatecas aumenta 53% producción de plata

editor

Oroco arranca perforación en proyecto de cobre Santo Tomas

editor

Leave a Comment