Ambiente y ReciclajeEnergías AlternativasExploración y explotaciónMineríaTransición energética

Metales para las baterías de autos de Tesla

electric car

Desde la mina

Actualmente, el productor de automóviles Tesla, está orientando sus procesos para obtener directamente los metales necesarios en la elaboración de las baterías de sus vehículos eléctricos.

El fabricante con la finalidad de proteger la calidad del producto en sus baterías, ha diseñado diversos proyectos para proteger el suministro de sus materias primas.

Los tres minerales, litio, níquel y cobalto, que son esenciales en la producción de las baterías, proceden de países con grandes obstáculos económicos, sociales y ambientales. Obtenerlos es a través de varios procesos complejos de perforación, explotación y limpieza.

Reservas minerales escasas

Al día de hoy, las reservas de minerales a nivel global es más escaso, o cada vez es más difícil obtenerlos a nivel superficie. Por lo tanto, la gran demanda está generando que las mineras deban de pasar grandes desafíos para obtenerlos en regiones remotas o difíciles de acceder.

Debido a la transición energética, los 3 metales, cobalto, litio y níquel están siendo catalogados como minerales críticos por los gobiernos de los Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá. Lo anterior se debe a que son necesarios para poder orientar a las economías hacia un nivel de bajo o cero carbono.

La misma situación económica, el impacto social y ambiental, están produciendo alteraciones en el sector minero tanto a nivel comunidad como a nivel inversionistas.

Te recomendamos: Camión de hidrógeno operará en minas de Anglo American PLC.

Adiós a la cadena de suministro

Obtener los metales para la elaboración de baterías de los vehículos eléctricos está siendo un factor complicado para los fabricantes. Antes, este proceso se realizaba a través de una cadena de suministro, con intermediarios. Sin embargo, la alta demanda y la baja oferta, están provocando que los precios se eleven y que los productos pierdan su calidad.

El camino de Tesla

Ante esta situación, Tesla optó por tener una relación directa con las empresas mineras que extraen los minerales críticos. Es de esta forma que el fabricante protege el suministro transparente y puede monitorear la calidad del producto que compra. Resultando en mejores datos ambientales y sociales.

Finalmente Tesla está consciente del impacto ambiental y social que trae consigo la minería en la fabricación de los coches eléctricos. Por lo que le es un gran desafío, pues su producción de vehículos eléctricos repercutirá en el futuro mundial.

Tesla es parte de la Iniciativa para la Garantía de Minería Responsable (IRMA), con esta estrategia de abastecimiento directo ayuda a garantizar la implementación de los estándares necesarios.

Conoce más.

Related posts

Gatos Silver continúa interceptando mineralización de alta ley en Chihuahua

editor

Repunta producción de oro y plata de First Majestic en México

editor

Ganadores de Siemens Energy Transformation Challenge

editor

Leave a Comment