Oil & Gas

3 principales problemas que no se visualizan y pueden dañar sus molinos

Autor: Moris Fresko, Technical Support Director, Americas Metso Outotec

Metso Outotec comparte un artículo acerca de 3 problemas principales en los molinos que no se visualizan en inspecciones visuales y pueden dañar a su molino.

No deje que los defectos ocultos paralicen su molino. A menudo, su molino puede parecer que funciona sin problemas hasta que se produce un fallo importante. Con el tiempo, surgen problemas de desgaste en su molino que no son fácilmente visibles. A continuación, le presentamos los tres principales problemas no detectados en los molinos y cómo detectarlos.

La desalineación, los engranajes y piñones dañados, los lavados, las fugas, los fallos estructurales y otros factores pueden acabar deteniendo sus operaciones, a menudo de forma inesperada. Cuando le pillan desprevenido, los daños pueden ser exponencialmente peores y tener un efecto en cascada en sus operaciones. En este blog, analizamos tres problemas comunes y pruebas que pueden ayudarle a detectar estos problemas a tiempo y cambiar el destino de sus operaciones.

Grietas en los engranajes y piñones

Problema: Pueden aparecer pequeñas grietas en los engranajes y piñones. Si no se detectan a tiempo, las grietas pueden agravarse progresivamente hasta que se produce la rotura de los dientes.

Prueba sugerida: La inspección por partículas magnéticas, también conocida como MPI, es una prueba no destructiva para descubrir discontinuidades superficiales y poco profundas en materiales ferromagnéticos. Si se encuentra un indicio, como una grieta en un engranaje, la grieta puede rectificarse o el problema del diente puede aliviarse rectificando la grieta. El engranaje puede ser apto para funcionar con o sin reparación, requerir un volteo o una sustitución. Si se detectan y solucionan los problemas a tiempo, se evitará el desgaste indeseado, la rotura de los dientes o incluso el fallo completo del engranaje y el piñón. La prueba MPI se realiza en un engranaje y un piñón completamente limpios. Esto facilita que un experto capacitado realice también una inspección visual más exhaustiva en los molinos para descubrir otros problemas causados por el desgaste, la contaminación o la falta de lubricación. Otras formas de inspección que no requieren limpieza dificultan la detección de este tipo de problemas.

Lodo debajo del revestimiento

Problema: En las aplicaciones de molienda en húmedo, el lodo puede filtrarse por debajo de los revestimientos del muñón o de la carcasa y empezar a lavar los componentes del molino, sobre todo cuando falta o está dañado el revestimiento de goma. A menudo, esto pasa desapercibido durante largos periodos de tiempo, lo que provoca un desgaste excesivo de los componentes giratorios del molino.

Prueba sugerida: Para evitar un posible fallo el los molinos debido a un desgaste excesivo, es importante detectar la acumulación de lodos detrás de los revestimientos. Una forma rápida y sencilla de hacerlo es con la prueba ultrasónica (UT). La UT es un método utilizado para medir el grosor de un componente estructural del molino, como el cabezal, el muñón o la carcasa. Los operarios pueden determinar la ubicación y la extensión de las zonas de adelgazamiento. El uso de una prueba UT tiene la ventaja de detectar el lavado en el interior del molino sin necesidad de retirar los revestimientos, lo que minimiza el tiempo de inactividad necesario para la inspección, ya que se realiza desde el exterior del molino.

Fallo estructural en los componentes del molino

Problema: Un molino pasa por considerables rotaciones en un año y con el tiempo pueden aparecer grietas por fatiga. Si no se detectan, estas grietas crecerán hasta que los componentes fallen (se agrieten). Evaluar las causas de estas grietas es tan importante como detectarlas.

Prueba sugerida: La prueba de partículas magnéticas se utiliza normalmente para encontrar grietas, mientras que la prueba de ultrasonidos se utiliza para encontrar y localizar el desgaste o el lavado en los componentes giratorios. Una vez realizadas las inspecciones, puede ser necesaria una evaluación estructural. Esto puede hacerse utilizando el Análisis de Elementos Finitos. El análisis de elementos finitos es una herramienta de ingeniería que se utiliza para calcular las tensiones y deformaciones de una estructura, en la que una geometría compleja se divide en elementos simples más pequeños y los resultados se combinan para obtener una imagen completa.

También te puede interesar «Minas, una prioridad en las próximas sesiones del Senado»

En la mayoría de los casos, y especialmente en los molinos más nuevos, las causas de los fallos estructurales no se deben a un diseño débil, sino al abuso del molino, a la sobrecarga del mismo o al lavado. Una evaluación de AEF determina si un componente desgastado es demasiado fino y debe repararse antes de que se produzcan más daños. Del mismo modo, la carga del molino puede ser excesiva y debe reducirse. El AEF también puede ayudar a determinar qué opciones podrían funcionar como solución temporal mientras se espera una pieza de recambio.

Mirar más allá de lo evidente

Aunque son importantes, las inspecciones visuales no suelen ofrecer una imagen completa del estado de su molino. Por supuesto, es importante inspeccionar visualmente su molino, pero también es importante utilizar otros métodos no destructivos para encontrar defectos que pueden pasar fácilmente desapercibidos. Tener una idea clara del estado completo de su molino le ayudará a planificar el mantenimiento y a evitar tiempos de inactividad y costes no deseados.

Related posts

Carrera Ternium en beneficio de DIF Capullos Renace

editor

Siemens cumple 175 años

editor

Industrias tienen el reto de automatizar siendo sustentables

Saúl Olvera

Leave a Comment